lunes, 5 de marzo de 2012

Mercado del Progreso / Market


Llegó el fin de semana y no me quedó más remedio que hacer mis compras. Decidí variar un poco e ir a uno de los pocos mercados de ramos generales que al día de la fecha conservan sus puertas abiertas: El Mercado del Progreso en el barrio de Caballito.


El Mercado del Progreso fue inaugurado el 9 de Noviembre de 1889, en respuesta a una iniciativa del Presidente de la Nación de esa época, Miguel Juárez Celman.  Desde entonces se ha constituido como una fuente de una variedad inagotable de carnes, pescados, frutas, verduras, bebidas, especias, productos importados y hasta plantas y flores. Destino obligado de más de un Chef de la movida culinaria Porteña.

Por suerte las refacciones y renovaciones edilicias que se le hicieron con el pasar de los años no alteraron su esencia y su estética. Desde el año 2001 el Mercado se ha declarado como un sitio de interés cultural por el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Ha sido escenario también en obras literarias. Fue el mercado en el cual el protagonista de “El Juguete Rabioso” de Roberto Arlt vendía papel de diario a sus comerciantes. 


Debo reconocer que el Mercado, si bien no tiene las mejores ofertas de precios, constituye un espacio de variedad y de muy buena calidad. Igualmente les dejo a ustedes juzgar eso. ¡Todavía me queda pendiente una visita al Mercado de San Telmo!


As usual, as the weekend was coming to a close, I had to do my shopping. I decided to change a bit, and visit one of the few remaining markets still open: The “Mercado del Progreso” in Caballito.

 
The “Mercado del Progreso” opened its doors on the 9th of November 1889, following an initiative from Miguel Juárez Celman, President of Argentina at the time. Since then it has turned into a never ending source of meat, fish, fruit, vegetables, drinks, spices, imported products and even flowers and plants. It’s an unavoidable stop for many Chefs in Buenos Aires´ gastronomic circuit. 


Fortunately I must say that all of the building´s renewals along the years have not altered its essence. Since the year 2001it has been declared a site of cultural interest by the local government of the city of Buenos Aires. The market has also been the setting of a number of literary icons of Argentine literature. In Roberto Arlt´s “El Juguete Rabioso”, the main character used to wander through its corridors selling paper to butchers. 

I must say though, that whilst it does not have the most attractive price offers, it does provide a high quality and a wide variety of products. I guess you will have to judge that. I still have the San Telmo Market on my list, but that one is for another time!